lunes, 21 de marzo de 2011

Caducidad



Marianne y yo reímos de todas ellas, son tan ridículas. Me refiero a esas fotos de perfil terriblemente decadentes, todas esas chavalas que usan Photoshop para adornar las fotos con sus parejas -relaciones virtuales de pacotilla- con estrellas y flores. Reímos juntos en la cama, mientras en la laptop vemos todas esas muestras de tan inservible dependencia.

Te amo puchito

Sos lo mejor de mi vida

T.K.M.

-Qué estúpidos- dice Marianne -¿acaso no saben que las palabras caducan?

-Pero vos sólo ves las palabras- trato -no sabés que hay detrás de cada foto.

-Nada- está segura -no hay nada. ¿Acaso no sabés que las personas también caducamos?

Detrás de cada foto manipulada, hay una historia que caduca. Siempre es así; Marianne y yo no somos diferentes. Bajo estas sábanas, nuestro cuerpos desnudos llegan al tope de su vida útil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada